Chirimoya

3,50

Limpiar
SKU: N/D Categorías: ,

Descripción

Origen Levante Español. Procedente de agricultura ecológica certificad.

Los primeros seres humanos afortunados que probaron una chirimoya fueron seguramente los mochicas que ocupaban los valles de la costa norte de Perú entre los siglos III y VIII.

Contiene un 20% de carbohidratos, principalmente glucosa y fructosa. Esto hace que sea una buena fuente de energía: una chirimoya pequeña de 200 gramos proporciona 172 calorías.

Se trata, sin embargo, de un alimento con una baja densidad energética: aporta pocas calorías en relación a su volumen, lo que quiere decir que sacia más que otros alimentos que aportan tantas o más calorías.

Por eso las personas con diabetes tipo 2 o síndrome metabólico pueden incluir regularmente en su dieta raciones de media chirimoya.

Al mismo tiempo resulta muy nutritiva, pues vitaminas y minerales están muy concentrados en su pulpa. Contiene abundantes vitaminas del grupo B y de vitamina C, así como buenas cantidades de potasiocalcio y hierro, y aunque en muy baja proporción también cinc, yodo, cobre y manganeso.

Su efecto energético es favorecido por el contenido de vitaminas de grupo B, que transforman los nutrientes en energía celular. Una chirimoya aporta en torno al 20% de la vitamina B6 que se precisa al día, y un 15% de la B1 y la B2.

Los beneficios de la chirimoya

La composición nutricional de esta fruta, así como su contenido en compuestos fitoquímicos específicos, se asocian a una serie de beneficios para la salud.

Regula la tensión arterial

Posee abundante potasio, lo que junto a su escaso contenido en sodio la convierte en una buena aliada de la salud arterial. Un ejemplar de unos 200 gramos cubre el 15% de las necesidades diarias de potasio.

Fortalece huesos y músculos

Una chirimoya pequeña (200 g) proporciona el 10% del magnesio que se precisa al día y pequeñas cantidades de calcio, ambos importantes para la salud de los huesos.

Además la vitamina C (la misma cantidad de fruta cubre el 60% de las necesidades diarias) participa en la formación del colágeno que recubre las fibras del sistema nervioso y los haces musculares, de los dientes y los huesos.

Combate la anemia

200 gramos de chirimoya aportan el 8% del hierro que se precisa al día y al ir acompañado de vitamina C su absorción se ve potenciada. Es, por tanto, un alimento indicado para prevenir o tratar la anemia.

Su contenido en enzimas digestivas, al igual que sucede con la piña y su bromelina, mejora la digestión. Y por su porción de fibra soluble contribuye a proteger la flora intestinal y a regular y el colesterol.

Se oxida rápidamente, con lo que adquiere un color pardo menos atractivo. Para evitarlo simplemente puede rociarse con zumo de limón e incluso añadirle su ralladura bien fina.

Información adicional

Tamaño/Envase

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Chirimoya”
Translate »

Pin It on Pinterest

Share This
0

Tu carrito